Portada
 Página de Inicio
Hogar
 y Familia
Servicio
 en la Iglesia
Templo
 Historia Familiar
La Iglesia
 en Chile
Contacto
 
BIENVENIDOS
Sitio Web Oficial de La Iglesia
de Jesucristo de los Santos
de los Últimos Días
CHILE
 
 
Otro año ha pasado
" En ésta época del año entonamos alegremente y estrofa por estrofa el himno "Otro año ha pasado" en las reuniones de la Iglesia: "Otro año más queda ya atrás; evaluemos lo que pasó. ¿Puedo mejorar, puedo progresar este año que ya comenzó?..." (Himnos, 142). "
Cuando estamos por terminar un ciclo, ya sea de tipo laboral, académico, o aún uno más importante como es el relacionado con el proceso de mejoramiento de nuestra vida, es necesario hacer una evaluación, un repaso entre lo planeado y lo logrado, revisando y analizando qué fue lo que no nos permitió lograr aquello que deseábamos y, por otro lado, saber qué fue lo que nos permitió lograr el éxito. Al realizar este análisis y, aun cuando hayamos logrado éxito en lo que nos propusimos, nos daremos cuenta de que siempre hubo la posibilidad de hacer algo más o de hacerlo mejor.

Normalmente tenemos el deseo de hacer las cosas bien al comenzar un nuevo ciclo; tenemos la esperanza de cosas mejores en nuestra vida, pero, a medida que va pasando el tiempo, tendemos a decaer, a olvidarnos de las cosas que nos propusimos o simplemente posponemos el cumplimiento de nuestras metas. Aun cuando así es la naturaleza humana, esto no puede ser así con quienes profesamos ser miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Podemos usar algún método simple para mejorar en algunos aspectos, como por ejemplo, establecer como meta personal el poner como primera prioridad aquello que más nos cuesta cumplir. Para algunos podría ser la oración personal, para otros el estudio diario de las Escrituras, para otros el asistir cada domingo a la reunión sacramental y tomar dignamente la santa cena, y así sucesivamente.

Si solo comenzamos por una cosa a la vez -aunque parezca pequeña -la fortaleza espiritual, el deseo de servir o el amor por los demás se irán manifestando como grandes cambios en nuestra vida. Nuestro Artículo de Fe N°13 dice: "... Si hay algo virtuoso, o bello, o de buena reputación, o digno de alabanza, a esto aspiramos". Esto es lo que debe estar continuamente en nuestra mente.

Ante la pregunta del himno mencionado anteriormente "¿...Puedo mejorar...?", la respuesta es sí; es absolutamente correcto pensar y saber que es posible mejorar día a día. Aspiramos a ser mejores y podemos lograrlo, paso a paso, siguiendo nuestro mejor modelo que es el Salvador mismo. "Y el niño crecía, y se fortalecía y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre él" (Lucas 2:40). Para tener éxito en lo que nos proponemos, debemos poner nuestra mira en aquellos que son ejemplos vivientes para descubrir cómo han logrado hacer de su vida algo digno de imitar. Tenemos toda la ayuda necesaria; solo debemos vencer la desidia no dejando para mañana lo que podemos hacer hoy. Y podemos concluir con la última estrofa del himno: "Padre Celestial, líbranos del mal; danos Tu sostén y solaz, y felicidad, gracia y bondad mientras pase otro año más".

Que el 2012 sea un año pleno de bendiciones, de más cercanía a Dios, de gratitud. Que no solo sepamos que la Expiación del Señor Jesucristo es un hecho real, sino que experimentemos la bendición de hacer uso de ella. Que Nuestro Padre Celestial nos bendiga a todos.
 
© 2011 Intellectual Reserve Inc. Todos los derechos reservados.