Portada
 Página de Inicio
Hogar
 y Familia
Servicio
 en la Iglesia
Templo
 Historia Familiar
La Iglesia
 en Chile
Contacto
 
BIENVENIDOS
Sitio Web Oficial de La Iglesia
de Jesucristo de los Santos
de los Últimos Días
CHILE
 
 
y sus consecuencias
Una buena decisión
" El tomar una buena decisión es muy importante, ya que con el tiempo, cada uno de nosotros, los miembros de la Iglesia, nos debemos regocijar al recordar el momento en que decidimos ingresar a las aguas bautismales; sabiendo que es éste el medio por el cual somos recibidos en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ... "
.. y es la instancia en donde se nos ofrecen las siguientes promesas, como lo indica D y C 20:77,79: primero, tomar sobre nosotros el nombre de Cristo y, segundo, recordarle siempre, guardar Sus mandamientos y servirle hasta el fin.

¿Cuál es la clave para llegar a tomar esta gran decisión
La respuesta está en las escrituras: "Además, por vía de mandamiento a la iglesia concerniente a la manera del bautismo: Todos los que se humillen ante Dios, y deseen bautizarse, y vengan con corazones quebrantados y con espíritus contritos, y testifiquen ante la iglesia que se han arrepentido verdaderamente de todos sus pecados, y que están dispuestos a tomar sobre sí el nombre de Jesucristo, con la determinación de servirle hasta el fin, y verdaderamente manifiesten por sus obras que han recibido del Espíritu de Cristo para la remisión de sus pecados, serán recibidos en su iglesia por el bautismo." (D. y C. 20: 37).

Por esta razón, amo esta primera ordenanza que es el bautismo, ya que es la puerta o requisito para entrar en el reino celestial. Toda persona que haya llegado a la edad de responsabilidad debe recibirlo.

Por tanto, es muy importante conocer el medio por el cual recordamos el compromiso del bautismo;  esto es, cuando asistimos semanalmente a la Iglesia y participamos de una ordenanza muy importante en nuestras vidas, que es la Santa Cena. Cuando tomamos el pan y el agua, que representan el cuerpo y  la sangre de Jesucristo, es el momento preciso en que renovamos nuestro compromiso con el Señor, de recordarle siempre y guardar sus mandamientos.

Ahora, es importante preguntarnos qué debemos hacer durante el tiempo de la Santa Cena y por qué es necesario que en ese momento recordemos la Expiación de Jesucristo y la gran bendición que tenemos de participar de esta ordenanza. El presidente David O. Mckay dijo: "Él es la fuente de nuestro consuelo, la inspiración de nuestra vida, el autor de nuestra salvación".

Es por esta razón que, al participar de la Santa Cena, debemos reflexionar, meditar y esforzarnos por lograr una comunicación directa con el Señor, la cual nos permitirá tener un momento sublime para recibir el perdón de nuestros pecados y la oportunidad de recordar los convenios bautismales. Porque como dice Juan en su evangelio: "Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del espíritu, no puede entrar en el reino de Dios." (Juan 3:5). He aquí la importancia de no desperdiciar esta corta instancia de comunión con nuestro Padre Celestial y Jesucristo, la cual nos da el privilegio de tomar nuevamente la determinación de hacer compromiso, por una semana más, de esfuerzo, sacrificio y dedicación, ya que es la única ordenanza que nos permitirá gozar del bálsamo del arrepentimiento y de la compañía constante del Espíritu Santo, permitiéndonos así permanecer en la Iglesia.

Al reflexionar en las buenas decisiones que tomé en mi vida, reconozco que es el Señor Jesucristo quien me extendió Su mano hace 23 años, al entrar a las aguas bautismales y hacer convenios con Él. En lo personal, y durante el transcurso de mi tiempo como miembro de la Iglesia, he visto que la clave ha sido aplicar las enseñanzas del Salvador Jesucristo en mi vida. He experimentado el saber nacer de nuevo, ya que esta decisión ha permitido que se produzca el gran cambio en mi mente y en mi corazón y la firme decisión de renunciar a las costumbres del mundo y aferrarme a los principios del evangelio (Alma 5:26). Por eso hoy puedo manifestarles lo que el Señor ha hecho conmigo y testificar de lo que hará por cada uno de ustedes.

 
© 2011 Intellectual Reserve Inc. Todos los derechos reservados.