El Presidente Russell M. Nelson anuncia ajustes en los Hombres y Mujeres Jóvenes

    img

    Esta tarde, en el marco de la Conferencia General de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el presidente Nelson ha anunciado importantes ajustes en la organización de los Hombres y las Mujeres Jóvenes. Al dirigirse a los miembros congregados en la sesión del sábado por la tarde explicó: “Los ajustes que ahora anunciamos tienen el propósito de ayudar a los hombres y mujeres jóvenes a desarrollar su sagrado potencial personal. Asimismo, queremos fortalecer a los cuórums del Sacerdocio Aarónico y las clases de las Mujeres Jóvenes, y proporcionar apoyo a los obispos y otros líderes adultos a medida que prestan servicio a la nueva generación.”

    img1

    Hombres Jóvenes

    De acuerdo con lo expresado en DyC 107:15, “el obispado es la presidencia de este sacerdocio, y posee las llaves o autoridad de este.” Basado en este principio se ha anunciado:

    1. Se descontinúan las presidencias de hombres jóvenes en los barrios. Los obispados podrán asesores adultos para ayudarles con sus responsabilidades en los cuórums del Sacerdocio Aarónico.
    2. Un miembro del Sumo Consejo será el presidente de HHJJ de estaca, sirviendo en el comité de Sacerdocio Aarónico de la estaca.
    3. Cambios adicionales:
      1. El Comité del Obispado para la Juventud será reemplazado por un Concilio de la Juventud.
      2. El nombre “mutual” se descontinúa. Las actividades de los jóvenes se llamarán simplemente “actividades de los jóvenes”, “actividades de las mujeres jóvenes”, o “actividades del Sacerdocio Aarónico”.
      3. El presupuesto de Hombres y Mujeres Jóvenes se dividirá en forma equitativa.
      4. En todo nivel (estaca, barrio y general) se usará el término “organización” y se descontinuará el uso de la palabra “auxiliar” (sola o acompañada de “organización”)

    Mujeres Jóvenes

    1. Las Mujeres Jóvenes en los barrios reportarán directamente al Obispo, en lugar de uno de los consejeros.
    2. El lema de las mujeres jóvenes se ajusta de la siguiente manera:
      1. “Soy una hija amada de Padres Celestiales, con una naturaleza divina y un destino eterno. Como discípula de Jesucristo, me esfuerzo por llegar a ser semejante a Él. Busco revelación personal y actúo de conformidad con ella, y ministro a otras personas en Su santo nombre. Seré testigo de Dios en todo momento, en todas las cosas y en todo lugar. A medida que me esfuerzo por ser merecedora de la exaltación, valoro el don del arrepentimiento y procuro mejorar cada día. Con fe, fortaleceré mi hogar y mi familia, haré y guardaré convenios sagrados, y recibiré las ordenanzas y las bendiciones del santo templo.”
    3. En lugar de las tres clases tradicionales de las Mujeres Jóvenes, las clases en un barrio se pueden organizar de acuerdo a las necesidades de las jovencitas. Por ejemplo, si hay pocas jovencitas, podrían reunirse en una única clase. Si, en cambio, hay muchas, puede haber una clase por cada edad (12, 13, 14, etcétera)
    4. Se descontinúan los nombres de las clases actuales: Abejitas, Damitas y Laureles.
    5. Debe haber una presidencia por cada clase de Mujeres Jóvenes, sin importar su tamaño.

    El élder Quentin L. Cook, quien tomó la palabra justo después del anuncio del Presidente Nelson, se refirió al contexto de los anuncios, al conectarlos con los ajustes realizados en el último tiempo, como el cambio en la duración de las reuniones dominicales o el ajuste en la edad para recibir el Sacerdocio Aarónico o ser avanzado en los oficios de este Sacerdocio y las clases de las Mujeres Jóvenes. Al respecto dijo: “Estos esfuerzos, junto con los que se anunciaron durante los últimos dos años, no son cambios aislados. Cada ajuste es parte integral de un patrón entrelazado para bendecir a los santos y prepararlos para comparecer ante Dios.”

    Entonces recalcó: “Se está pidiendo a nuestros jóvenes que asuman una mayor responsabilidad individual a más temprana edad, sin que los padres ni los líderes se hagan cargo de lo que los jóvenes pueden hacer por sí mismos”

    La hermana Bonnie H. Cordon, Presidenta General de las Mujeres Jóvenes, indicó en la Sesión de Mujeres de la Conferencia General: “Mis queridas hermanas, doy testimonio de que los ajustes de los que he hablado hoy son instrucciones inspiradas del Señor; al implementarlos con diligencia, ruego que nunca perdamos de vista nuestro objetivo: fortalecer nuestra determinación de seguir a Jesucristo y ayudar a otras personas a venir a Él.”

    Tanto el élder Cook como la hermana Cordon terminaron sus mensajes indicando que los ajustes pueden llevarse a cabo tan pronto como los barrios y estacas estén listos, pero deben estar implementados para el 1 de enero de 2020.

    img2