Saltar navegador principal

El Presidente Russell M. Nelson y el élder Gary E. Stevenson visitan Paraguay.

Gira de ministración por Sudamérica

El presidente Russell M. Nelson marcó así la mitad de su gira de ministración por Sudamérica, que lo ha llevado hasta ahora por Perú y Bolivia.

“Siempre recordaremos lo que vemos aquí esta noche. Sentimos su gran fe”, dijo el presidente Russell M. Nelson de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días durante una visita a Asunción, Paraguay, el lunes 22 de octubre de 2018. Este es el tercer destino de su gira ministerial por cinco países de Sudamérica.

Viajando con el Presidente Nelson en esta gira de nueve días están su esposa, Wendy, y el élder Gary E. Stevenson, del Cuórum de los Doce Apóstoles, y su esposa, Lesa. El sábado 20 de octubre, estuvieron en Lima, Perú, para reunirse con misioneros y miembros locales, así como con líderes gubernamentales y religiosos. El domingo, hablaron en un devocional en La Paz, Bolivia.

La Hermana Evelia De Hoyos, esposa del élder Benjamín De Hoyos, habló de la importancia de escuchar la voz del Profeta y recordó el desafío del Presidente Russell M. Nelson a las mujeres de la Iglesia. De seguir la voz de los profetas, recalcó: “Puedo decir que me ayudaron a mantenerme en la senda del convenio”.

El élder Benjamín De Hoyos, de los Setenta y Presidente del Área Sudamérica Sur habló del propósito de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Y asoció dicho propósito con los cambios específicos que el profeta actual ha recibido como revelación respecto de la organización de la Iglesia, a fin de “ayudarnos y bendecirnos para perseverar hasta el fin, vivir los mandamientos y servir a otros”, indicó.

La hermana Lesa Jean Stevenson, esposa del élder Gary E. Stevenson, se refirió a la importancia de la oración. “Mi testimonio se fortaleció en el poder de la oración”, testificó.

El élder Gary E. Stevenson, del Cuórum de los Doce, habló sobre el papel del Profeta Viviente y qué podemos hacer para sostenerlo. Entre otras ideas, aconsejó estudiar sus palabras, seguir sus enseñanzas en forma completa. Recalcó que “el profeta sobre la Tierra puede enseñarnos lo que necesitamos hacer para estar ´completos´” y finalizó con su testimonio.

La hermana Wendy Nelson indicó que como esposa del Presidente Nelson, el mensaje más importante que podía entregar era su testimonio de que él es un profeta de Dios. Luego compartió sus sentimientos de cómo recibió dicho testimonio en forma personal.

El Presidente Russell M. Nelson exhortó a los miembros de la Iglesia a enseñar a sus niños que son hijos de Dios, a conversar con su Padre Celestial, a comprender por qué tomamos la Santa Cena y por qué y cómo la Iglesia fue restaurada. Recalcó la importancia de ser buenos padres.

“Donde sea que estén, si guardan los mandamientos de Dios, él los va a bendecir; aún en sus días malos”, dijo a una congregación de más de 2.500 asistentes presenciales, más otros miles que participaron a través de la transmisión satelital.

Finalmente aconsejó a los miembros de la Iglesia de Paraguay, en español: “Este es mi simple consejo. Guarden los mandamientos de Dios”, remarcó.

Durante la tarde del lunes 22 de Octubre, el Presidente Nelson y el élder Stevenson también se reunieron con misioneros de las Misiones de Asunción y Asunción Norte.

Gira de Ministración

La gira de ministración por de América del Sur se realizará del 19 al 28 de octubre de 2018. En ella, los líderes de la Iglesia se reunirán con miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y con misioneros, líderes gubernamentales y religiosos y amigos en Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Chile antes de regresar a Salt Lake City. La gira culminará con la dedicación del Templo de Concepción Chile el domingo 28 de octubre.

Hay más de cuatro millones de Santos de los Últimos Días en Sudamérica, incluidos más de 93.000 de ellos en Paraguay. La primera congregación se organizó en ese país en 1948. También hay 94 misiones en América del Sur, que incluyen dos misiones en Paraguay.