Saltar navegador principal

Milagros de la vida de Jesucristo

Cinco milagros que testifican que Jesús es el Hijo de Dios

Los mormones son cristianos, así que adoran a Jesucristo.  Los mormones creen que, a causa de Jesucristo, hoy todavía puede haber milagros, igual que los hubo en la época bíblica.

¿Son cristianos los mormones?

Los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, también  conocidos como mormones, adoran a Jesucristo como su Salvador y Redentor.  Los mormones son cristianos que creen que Jesucristo es el Hijo de Dios.  Los mormones también creen lo que dice la Biblia sobre la vida y ministerio terrenal de Cristo, incluso los muchos milagros que realizó.  El leer sobre los milagros de Jesucristo nos puede ayudar a aprender más acerca de Él.  A continuación, se explican algunos de esos milagros.

1. Jesús sana a una mujer “que padecía de flujo de sangre”

Como cristianos, los mormones creen que, como Jesús era el Hijo de Dios, tenía el poder para sanar.  Marcos 5:25–34 describe a una mujer que “padecía de flujo de sangre” durante 12 años.  Ella había acudido a muchos médicos, pero su estado continuaba agravándose.  Sin embargo, cuando tocó con fe el manto de Jesús, fue sanada “al instante”, inmediatamente.  Este relato testifica de la compasión de Jesús y Su poder para sanarnos cuando tenemos fe en Él, aun cuando hayamos sido incapaces de encontrar alivio de otras maneras.

2. Jesús sana a un hombre ciego de nacimiento

Juan 9:1–11 explica el milagro de Jesús sanando a un nombre ciego de nacimiento.  El hombre que fue sanado testificó: “Jesús hizo lodo, y me untó los ojos y me dijo: Ve al Siloé y lávate. Y fui, y me lavé y recibí la vista” (Juan 9:11).  Como cristianos, los mormones creen que al igual que Jesucristo sanó al hombre de este relato su ceguera física, Él puede curarnos de la ceguera espiritual producida por centrarnos demasiado en las cosas de este mundo.  Además, aunque el milagro fue realizado por el poder de Dios, Jesús requirió también que el hombre actuara con fe antes de poder ver.  Del mismo modo, a menudo debemos actuar con fe para ver milagros en nuestra vida.

3. Jesús alimenta a los 5.000

Los mormones creen en  el milagroso relato de la Biblia, cuando Jesús alimentó a 5.000 personas con solo siete panes y unos pocos peces (véase Mateo 15:32–38).  Sin embargo, más importante que el poder milagroso de Jesús para alimentarnos físicamente, es su capacidad de alimentarnos espiritualmente. Jesús testificó que Él es el “pan de vida” (véase Juan 6:33–35).  Los mormones creen que esto quiere decir que solamente siguiendo a Jesucristo, el Hijo de Dios, podremos hallar la nutrición  espiritual que necesitamos para ganar la vida eterna.

4. Jesús calma una tormenta en el mar de Galilea

Lucas 8:22–25 relata una ocasión en que Jesús estaba navegando con su discípulos por el mar de Galilea.  Se desató una tormenta y los discípulos tuvieron miedo de morir.  Pero Jesús, “despertando él, reprendió al viento y a las olas; y cesaron, y se hizo bonanza” (Lucas 8:24).  Estos versículos nos ayudan a entender el poder de Jesús sobre los elementos, pero también nos pueden ayudar a comprender Su capacidad para calmar las tormentas de nuestra vida, sean espirituales, físicas, emocionales o incluso económicas.

5. Jesús resucita de los muertos

Quizás el mayor milagro de toda la historia de la humanidad es la Resurrección de Jesucristo de entre los muertos (véase Mateo 28:1–7).  Como hijo de un Dios y de una madre mortal, María, Jesucristo era la única persona que hubiera vivido jamás que tenía la capacidad de morir y el poder de tomar Su cuerpo de nuevo (véase Leales a la Fe [2004], 83).  Como otros cristianos, los mormones creen que, debido a que Jesucristo triunfó sobre la muerte, usted, su familia y todo el mundo que haya vivido en la tierra resucitarán algún día.

Aprenda cómo puede ayudarle a usted la fe en Jesucristo

Así como Jesucristo ayudó y sanó a la gente cuando vivía en la tierra, Él puede ayudarle y sanarle a usted hoy en día. Él quiere que usted se acerque a Él.  Para averiguar cómo la fe en Jesucristo puede bendecir su vida, visite mormon.org.